martes, 22 de noviembre de 2016

¡Qué Viene, Qué Viene!

... y lo que nos queda.

Estación de Beniel. Esperando el AVE

Allá por el 1 de junio de 2013 publiqué una entrada en este rinconcito de ver, pensar y reflexionar, titulada "El Ave en Beniel", mostrando en fotos la coqueta estación, los viaductos y hasta la plataforma compactada de la futura vía apuntando a la ciudad de Murcia.

En esas fechas el AVE llegó a Alicante, en superficie, que yo lo he visto. Tres años y medio dando servicio, mientras aquí estamos como estamos. ¡Quince tristes kilómetros!, esos son los que separan Beniel de la Capital, y ahora resulta que nos lo fían para un año más, o sea, siguiendo la tendencia, para el verano de 2018.

Hace unos días estuvo por aquí el sr. Revilla, el de las anchoas, no el del chorizo, y lo primero que dijo al dejarse caer por Murcia fue: "¡Qué difícil es llegar a Murcia desde Cantabria!, hay que hacer más transbordos que para ir a Buenos Aires". Según Revilla, su paisano y nuevo ministro de Fomento tratará bien a Murcia: "Ya le diré yo que Murcia necesita apoyos porque está un poco aislada, y esto no es como Cantabria, que está rodeada de montañas de 2.700 metros de altitud, sino el vivero hortícola de España". (Y eso que vino en avión) Así que por este lado, tranquilos, Revilla nos ampara.

Divertimentos aparte, ¿porqué nuestros vecinos cuentan con el AVE y un aeropuerto internacional a pleno rendimiento y en Murcia seguimos a verlas venir? Pues me contesto yo solo: por el poco, muy poco peso específico que históricamente han tenido nuestros gobernantes entre los mandamases de esta nuestra nación, España. En términos pugilísticos, menos que minimosca, (y aún queda otro por debajo, que siempre hay alguien que lo tiene peor)

Espero y deseo -más esto último- no hacer una recrónica de este tema más allá de junio de 2018.

¡Y todo para ir a Madrid... pasando por Alicante!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada